18.1.16

Reseña: The Distance from A to Z de Natalie Blitt


Esta novela de la autora Natalie Blitt es una mezcla perfecta de Stephanie Perkins y Miranda Kenneally que confirma el antiguo adagio: los opuestos se atraen.
Abby de diecisiete tiene solo una meta para su verano: asegurarse de que sea fluida en francés -bueno, eso, y alejarse lo más posible del béisbol y de su familia obsesionada con los Cachorros. Un verano de cultura y lenguaje, sin deportes a la vista.
Pero eso resulta ser imposible, ya que su compañero de francés es exactamente el tipo de chico que ella esperaba evitar. Ocho semanas. 120 horas de clase. 80 horas de prácticas de conversación con alguien que parece que usar exclusivamente gorras y camisetas de béisbol.
Pero Zeke en francés es una persona diferente al Zeke en inglés. Y Abby no puede evitar enamorarse intensamente de él. Cuando empieza a sospechar que Zeke está ocultando algo, Abby tiene que decidir si vale la pena el rieso cerrar la brecha entre la distancia entre quien es ella y quien es él.

Estoy muy feliz de haber dado con este libro porque realmente disfrute leerlo y sin duda estaré al tanto de las próximas obras de Natalie Blitt. Me sentí intrigada por la historia después de leer la sinopsis, especialmente los que sean fans de Stephanie Perkins, si han leído su libro "Ana and the French Kiss", creo que podrían sentirse interesados por este libro porque fuera de tener elementos que suenen similares, te da la sensación de que tiene la misma vibra que la obra de Stephanie y para mi la autora presenta un gran debut con esta historia.

Abby viene de una familia completamente obsesionada con el béisbol, tanto que ahora ella evita todo y a todos los que tengan algo que ver con el deporte, sobre todo  si se trata de béisbol. Con la esperanza de escapar al menos por un tiempo, Abby decide tomar un programa de verano de francés, esperando que la ayude a mejorar su conocimiento y así tener después una oportunidad de estudiar en París durante su último semestre de preparatoria. Excepto que ella nunca imagino encontrarse a alguien como Zeke en su programa. Él es el único otro estudiante de preparatoria en su curso, lo que significa que tendrá que trabajar en pareja con él durante todas las ocho semanas. El mayor problema con Zeke, es que él es un fan del béisbol. Abby está sorprendida de cómo un chico como él puede estar en éste curso, no puede negar que es atractivo, pero tipos como él son todos  iguales, interesados ​​sólo en los deportes y en las chicas; así que decide mantener su distancia; a pesar de que tengan que trabajar juntos no se acercara demasiado a él.
Pero que Zeke coquetee con chicas y use camisetas de béisbol todo el tiempo, no significa que pueda encasillarlo; él realmente está interesado en el francés, es atento, gracioso, considerado... de modo que a pesar de sus mejores intenciones, Abby comienza a enamorarse de él; aún cuando comienza a ser más obvio que Zeke está ocultándole un secreto.

Una de las cosas que más me gustó de este libro es el desarrollo de la relación entre Abby y Zeke. No hay un amor instantáneo, de hecho en un inicio Abby incluso no quiere ser amiga de él. Primero empieza a verlo como algo más que un fanático del béisbol, después como amigo y más adelante es cuando empieza a tener sentimientos por él. A pesar de que no considero a Abby un mal personaje; porque realmente tiene buenas cualidades, es trabajadora, amable, y enfocada en lo que quiere; si hubo momentos en los que me sentía frustrada con ella porque podía ser muy prejuiciosa, es entendible que esto se debe a sus experiencias personales, pero puede ser muy cerrada en esos casos, verlo todo en blanco y negro sin creer que pueda haber tonos grises.

En cuanto a otros personajes de la historia tenemos a Alice, quien es la compañera de habitación de Abby. Ella me agrado mucho, es una chica muy dulce y divertida, que también tiene sus propios problemas aunque ambas terminan siendo grandes amigas. Y por supuesto, esta Zeke *suspira* ¿Qué les digo de Zeke? Él es tierno, simpático, cariñoso, guapo, romántico... creo que muchas se enamorarán de él igual que yo. Su secreto de hecho es sencillo de imaginar pero no es algo que afecte la historia en absoluto.

La narrativa me pareció muy buena, es rápida y fluida, no hubo momentos lentos sino todo lo contrario, me resulto muy adictivo, yo seguía leyendo porque me moría de la curiosidad por saber que iba a pasar. El final me gusto, no niego que no me hubiera quejado si fuera un poquito más largo pero es una buena conclusión; si acaso, personalmente me hubiera gustado que Abby enfrentara más directamente sus problemas con el béisbol y su familia, pero bueno esa es mi opinión.

Sin duda un libro muy recomendable, está solamente disponible en formato electrónico pero si tienen oportunidad, no se lo pierdan.

2 comentarios:

  1. No me termina de convencer -la protagonista suena como una prejuiciosa insoportable e inmadura-. Me da la sensación de que es demasiado ligero para mi gusto, así que esta vez lo dejaré pasar.
    Sin embargo, me alegra que lo hayas disfrutado :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hey, tiene buena pinta así que le agrego a mi lista, besos ;3

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!
POR FAVOR, No comentes spoilers.