Capitulo 4 Elements

17 de marzo de 2010

Cuando sonó el despertador me costó trabajo ponerme de pie, tenía sueño. Sin embargo hoy era el inicio de una nueva etapa de mi vida, así que tome una ducha y alista mis cosas. Estaba pensando en comer algo cuando tocaron la puerta. Era Michael.
-Hola-dije
-¿Quieres bajar a comer algo antes de irnos?-pregunto el
-Si claro-cerré la puerta y me fui con él al comedor, no había mucha gente y no vi a Rose por ahí. Caminamos en silencio hasta la fila para el almuerzo, me di cuenta que el lugar era casi idéntico al de el otro lado de la escuela solo tenían algunas diferencias, como las mesas y sillas que eran notablemente más costosas.
-¿Qué no vas comer nada?-pregunté
-Sabes que no puedo, y esta comida ya no me sirve-contestó secamente
-Entonces, ¿por qué fuiste por mí para comer?-
-Me aseguraba de que no llegaras tarde-dijo con una sonrisa- Y por un momento pensé que tal vez no era tan malo ser su guardiana
-Oye sé que no te has alimentado desde hace muchos días.. quieres, ya sabes ...comer? Se que suena loco pero de todas formas soy tu guardiana-
-¿Me estas donando tu sangre?-contestó él
- Vamos, tienes que alimentarte, y ya van a empezar las clases, no quiero que estés débil en las practicas-dije con una sonrisa
-¿De verdad quieres hacerlo? –
-Ya te lo dije soy tu guardiana, y aunque no lo fuera, creo que terminaría sediento. Lo que te hace tu padre es inhumano-lo agarre del brazo y lo arrastre fuera, mientras terminaba mi jugo caminamos  cerca del lago donde nadie pudiera vernos.
-Aquí-dije mientras miraba mi brazo todavía tenia la pequeña abertura con la que lo había alimentado la ultima vez solo tuve que presionar un poco para que se volviera a abrir.
-Vamos bebe-
Vi en su mirada que dudaba en hacerlo, pero la necesitaba y mucho, no sé como ha podido resistir tanto sin sangre. Tomó mi brazo y empezó a succionar, no había palabras para describir lo maravilloso que era sentir sus labios succionando mi sangre, perdí la cuenta del tiempo que llevamos así pudieron ser horas o días, cuando se separo me miró mientras se limpiaba los labios.
-Gracias-dijo
Pero, yo no podía responder, la perdida de sangre me había mareado, nunca había dejado que un vampiro se alimentara de mí y realmente no estaba esperando esto, me tropecé al intentar caminar y Michael corrió a agarrarme.  
-¡Alice! –gritó
-Tranquilízate solo necesito sentarme un rato-le dije
-¿Segura?-preguntó asustado
Evite rodar los ojos.
-Sí,  estoy bien, no te preocupes-
-Si te pasa algo por esto, nunca me lo perdonare-
-Ya te dije que estoy bien, además acabo de comer-
-Si tu lo dices-
Estuvimos sentados un rato miré mi reloj y me di cuenta que en diez minutos empezaban las clases.
-Demonios-grite
-¿Que pasa, que tienes?-preguntó asustado
-No, no es eso, corre, vamos a llegar tarde-
-¿estas loca?, ¡no puedes correr!
-Si puedo, sino llegaremos tarde a clases-
-No, Alice tu no vas correr, iremos caminando a clase, y no llegaremos tarde-
Era inútil, discutir con el así que fuimos caminando hacia el salón, ya había algunos estudiantes ahí pero ningún profesor, efectivamente no llegamos tarde. 
Obviamente Michael y yo nos sentamos juntos, cuando el profesor llegó nos repartió libros, y nos dijo que leyéramos el capitulo uno y que hiciéramos un resumen. Totalmente aburrido. La siguiente clase nos la impartía la maestra Karla, me encantaba como eran sus clases.
-Esta es la clase de magia elemental 3, todas nuestras practicas serán fuera de las aulas así que diríjanse directamente al centro del lago ahí tomaremos la clase-
Nos dirigimos hacia allá, cruzamos el puente y bajamos a la pequeña isla que estaba justamente en el centro del lago. Había otros estudiantes ahí entre ellos Jessica y Monica ,Rose y Eric y Adrian y Lena , todos en la misma clase, genial. No era sarcasmo, lo decía enserio, me alegraba que Rose estuviera en la misma clase yo. Lena me miró y me sonrió, ella parecía ser de esa tipo de personas que siempre estaba feliz y contenta, tan distinta a su hermano.
No sabía que decirle a Adrian recordando lo de ayer, así que lo deje pasar. 
La profesora llegó y dijo:
-Este último año, las clases y esta en particular, están enfocada en que aprendan a trabajar en equipo, es decir guardián-vampiro, todos los guardianes pónganse en frente.
Caminamos hacia enfrente y la profesora empezó a preguntar cual era nuestro elemento, Monica era tierra, Adrian agua, Rosse fuego, yo dude en que contestar.
-Fuego-conteste finalmente
-Muy bien, lo primero que harán serán combatir en equipos de 4, es decir dos parejas d contra dos, recuerden guardianes, su trabajo es proteger a su vampiro ante todo, sin embargo eso no significa que ellos no pueden ayudar. Ustedes como vampiros suelen tener algunas veces habilidades aun más poderosas que la de sus propios Guardianes, tiene que encontrar la manera de ayudarlos.  La única regla, no se lastimen ¿entendido?– preguntó Mtr. Karla
Mi equipo quedo Adrian, Lena , Michael y yo vs Jessica, Monica, Eric y Rosse, no me gustaba la idea de combatir contra Rosse pero era necesario.
-Empiecen ahora-gritó Karla
Monica ni se lo pensó dos veces venia directamente a mí, la esquive fácilmente pero contaba con que Rose atacará tan rápido,  lanzó línea de fuego y no pude evitar hacer lo mismo, fuego contra fuego, Adrian se ocupo de Monica que ya estaba lista para atacar de nuevo,  escuche como Lena le gritaba movimientos a Adrian y él los seguía, esquivando y moviéndose lejos de Monica.  Rosse y yo hicimos un baile infernal entre golpes y llamas por todas partes,  Eric que había decidido que era  ahora de ayudar a Rose,  fue  interceptado por Michael. 
Me estaba quedando sin energía y ya había usado mucha magia, no sé como pero logré escuchar los gritos de Lena,  que indicaban Jessica iba por Michael, sí ella lograba llegar hacia él, ganaba. Yo debería estar cuidando a mi vampiro, no lo pensé dos veces con la poca energía que me quedaba arroje con el viento a Rose tan fuerte que perdió la concentración, -no sabía si usar más de un elemento está prohibido ya que no he conocido a nadie igual que yo, pero que nadie se dió cuenta-cuando el fuego de Rose seso rápidamente corrí hacia Michael que seguía peleando con Eric, lo tomé del brazo y lo puse detrás de mí y me preparé para los dos, Jessica tardo en atacar así que fui directo hacia ella, Eric quiso hacer algo pero ya era demasiado tarde.
-¡Se acabo!- grito Karla- lo hicieron muy bien, esta clase se ha terminado, mañana nos vemos, regresen a sus aulas-
Estaba muy agotada y cansada, Michael y yo caminamos de regreso, y vi que Rose caminaba hacia la misma dirección y supuse que iba a tomar la misma clase que yo.
-Te importa si nos sentamos a lado de Rose?-le pregunte Michael agitadamente
-No- respondió de la misma forma
Nos sentamos a lado de ellos y todos los demás empezaron a llegar, esta clase iba a ser larga, nunca había sido muy buena para las matemáticas, pero  Michael sí así que me ayudo en algunas cosas que no entendía, Rosse también era buena,la clase paso muy rápido y cuando termino nos dirigimos al gimnasio para la próxima clase, mi mejor amiga también venia con nosotros, cuando llegamos el profesor ya estaba ahí, parecía un tipo muy duro.
-Bueno jóvenes, aquí tendrán que aprender a trabajar su cuerpo sin magia y cosas de esas, trabajar duro para proteger lo que les fue asignado. Necesito que todos pasen al frente y miren a su compañero que será su contrincante el día de hoy.
Voltee a ver a mi contrincante y para mi sorpresa fue Lena, ni siquiera me había dado cuenta que ella estaba ahí y por lo tanto Adrian también ,¿como pelear contra ella cuando siempre sonríe?
-Muy bien no quiero que se lastimen solo muéstrenme sus mejor golpes- ¡Ahora!-
Lena corrió hacia mi, intente esquivarla  y  me prepare para mi próximo movimiento pero ella los esquivaba fácilmente, no pude ponerle ni un dedo encima.
-Muy bien, esta clase solo fue para ver que podían hacer , tienen el tiempo que sobra libre- anunció el profesor
-¿Como lo haces?- le pregunte a Lena agitadamente
-Puedo leer tu mente, por lo que se tus próximos movimientos-dijo sonriendo
-¿De verdad? ¿ese es tu don? ya entiendo todo-dije recordando todo lo que gritaba en la clase de Magia elemental
-Eres muy buena, aunque sabía tus movimientos estuviste a punto a darme un que otro golpe-
-Lena no pude tocarte-dije
-Pero yo tenía mucha ventaja-dijo lena y las dos empezamos a reír
-Vamos a comer, me muero de hambre- dije
Caminamos todos hacia el comedor y pusimos nuestros almuerzos en las bandejas
-¿Como vas Rose?-pregunte cuando ya estábamos en la mesa
-Estoy muerta y todavía no termina el día -
-Te comprendo –
-Me diste una buena pelea-

El resto del dia paso sin incidentes las clases eran realmente buenas y aprendía mucho en cada una de ellas, pero al fin del día termine agotada, solo quería irme a dormir, pero cuando recordé a Michael no pude evitar pensar en su problema con la sangre.

5 comentarios:

  1. Bueno, bueno, bueno, q intersante se está poniendo jejeje. :)
    espero tu proximo capitulo!!!
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola me gusta mucho tu historia , siempre la estoy siguiendo
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me encanto esta historia espero que pase algo dentro de poco entre alice y michael
    besitoo

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Aww, enserioo? Que gusto que alguien lo lea de nuevo *w*

      Eliminar

¡Gracias por comentar!
POR FAVOR, No comentes spoilers.