12.3.10

2.-Campitulo "Elements"


Al día siguiente me desperté muy temprano, y no sabía muy bien que hacer, mañana iban a hacer la asignaciones  así que el día hoy tenia que dormir mucho para poder acostumbrarme al nuevo horario de clases, pero sobre todo tenía que comer. Moría de hambre.
El comedor no estaba precisamente vació pero si había menos gente que el día de ayer, no era la única que había preparado una estrategia para cambiar de vida diurna a nocturna. Seguí caminando y en una mesa vi Adrian y me sonroje pensado en el beso que me había dado, agarre mi bandeja y  me dirigí hacia el.
-¿Puedo sentarme?-pregunté
-Por supuesto- dijo con nerviosismo
-¿Ya desayunaste?-
-Si, claro-contestó
-Vale, y ¿que estabas haciendo aquí todavía ?-
-Bueno pensé que bajarías a desayunar y no quería que te quedaras sola-
-Es cierto que no tengo muchas amigas pero amigos sí.-dije entre risas
Aquí la mayoría de población femenina solo querían opacar a la que tuvieran a lado aun si fuera su "mejor amiga" eso me molestaba de verdad, con los hombres pasaba lo mismo sin embargo no era tan desastroso como en nuestro caso.  Y como si hubiera sido invocada por cosa de magia apareció Monica, ella era una típica Barbie, rubia con cuerpo de supermodelo, ojos azules y hueca del cerebro.
-¿Donde dejaste a tu amo?-dijo directamente hacia mí, yo no era muy paciente pero no iba a darle el gusto.
-Jódete Monica,¿no tienes nada mejor que hacer verdad?-
-Pues obvio,sino no estuviera aquí-
-Deberías buscar una vida en la que ocuparte- le contesté y la ignore completamente
Monica se fue furiosa, siempre trataba de hacerme sentir menos en clase y tengo que reconocer que es buena pero no mejor que yo, son los genes de mis padres ellos, fueron unos excelentes guardianes.
-Es la persona más insoportable que conozco-dijo Adrian y después de hizo un extraño silencio -Alice- continuó
-¿Si?-contesté
-Sobre lo de ayer….-
-¿Si?-
-Yo-yo lo siento tanto, no quería incomodarte pero bu-ueno sabes que me gustas y no esperaba que tu me respondieras-dijo y vi como se sonrojaba
Era cierto, el era lindo y yo le había contestado el beso, pero ¿me gustaba?
-Adrian yo no estoy segura que paso ayer, no quiero hacerte sentir mal y mucho menos terminar nuestra amistad.
-No Alice, no era eso lo que espero de ti, solo pues quería aclararlo contigo, pero me agrado que me lo devolvieras así que puede que algún día tú me llegues ha hacer caso.
-Sabes que no prometo nada-dije con una sonrisa
-Está bien, me tengo que ir, ya sabes ... prepararme para mañana-se levanto y se despidió con suave y lindo beso en la mejilla

Y se fue, el sería sin duda un excelente guardián,era muy bueno en defensa aunque con la magia..tenía algunos problemas. Me dirigí al lado del lago, había un estrecho camino donde se podía correr sin ser molestada, llegué y me puse a correr,los guardianes llegaban a ser tan rápidos como los vampiros pero los vampiros son mas fuertes y no olvidemos de su don, y cuando digo don, me refiero a un don de verdad, algunos podían controlar algún elemento otros tenían otro tipo de dones como telequinesia, algunos podían leer las mentes, ver el futuro, volar ... era imposible saber que clase de dones podían manejar y es por eso mismo que se les asigna un guardián, aunque ellos tal vez sean capaces de protegerse muchos otros vampiros siempre van a querer usarlos para su beneficio . Corrí de regreso pero un ruido me distrajo, voltee rápidamente y vi una sombra corriendo directo hacia mí, era Michael, y tan pronto como lo vi a los ojos, supe que quería, había visto muchas veces esa mirada en  Monica siempre que quería retarme así que me eche a correr lo mas rápido que pude,pero el me alcanzo y se puso a lado mío.
-Aparte de torpe, lenta-dijo
Eso me hizo enojar así corrí muy rápido lo rebase inmediatamente y ya no pudo alcanzarme porque el sendero se había terminado.
-¿Qué era que?-Dije orgullosamente
-Creo que te he subestimado, pero no eres mejor yo-dijo Michael
-Podría ser pero claro no es algo que  me importe-
-¿Fui tan irresistible para ti que ahora me persigues?-preguntó
-Ya quisieras que alguien como yo estuviera detras de alguien como tú, aquí suelo correr.-
De repente sentí mucho calor estaba sudando muchísimo parece que Michel tenía algo que ver con el fuego, en cambio arrogue un chorro de agua que estaba en el piso formando un charco, el quedo empapado y me prepare para su venganza pero en vez de eso se acerco a mí, y puso una de sus manos sobre mi hombro, el se inclinó hacia mí, por un momento pensé que iba a besarme pero en vez de eso el callo de rodillas frente a mí.
-¡Michael! Oh por dios, ¡Michael!-gritaba mientras ponía su cabeza en mis piernas, atraje un poco de viento para que se refrescara.
-¡Despierta!-El abrió los ojos - ¿Estas bien?- me miro y lo que vi fue lo que a muchos vampiros les pasa.
-¡Dios santo! ¿Hace cuanto no te alimentas?, iré a buscar algo para alimentarte-
Los vampiros se podían alimentar de animales pero su sangre no era nada buena comparada con la humana, la escuela les brindaba alimentadores humanos que donaban su sangre.
-No, Alice por favor no te vayas, voy a estar bien no te preocupes-suplicó
El estaba tan débil, calculaba una semana sin sangre y sin duda la carrera lo había agotado, no lo pensé dos veces mordí mi brazo y un hilo de sangre corrió por el.
-Anda bebe-le dije
-¿Estas loca? - miro la sangre como si fuera su peor miedo- retira tu sangre fuera de mi vista,-
- Michael, por favor, Es solo un poco de sangre no seas tan orgulloso, la necesitas.
Ni siquiera le pregunte otra vez ,puse mi brazo en su boca y él no pudo resistirse succionó lentamente, y el sentimiento de placer que llego fue maravilloso, se separo de mí y me miro fascinado limpiándose los labios.
-No tiendo como ... pero gracias-dijo
-No fue para tanto, ¿te caíste enfrente de mi que querías que hiciera?-
-No tenias porque ayudarme, te dije que estaba bien.-dijo aun confundido
-Sí lo sé, pero no me dejaste ir a conseguirte algo, me pediste que no me fuera.
El me miró fijamente.
-Lo sé…pero no podía dejar que te fueras-
Esas palabras, hicieron que mi corazón latiera muy rápidamente 
-¿Por qué?-pregunté
-Porque ibas a pedir ayuda y eso es lo que no quería-Dijo
-¿Y por qué demonios no te habías alimentado?-
-No te importa-dijo Michael pero luego continuó- está bien…mira no suelo contarle nada a nadie ,pero ya que me ayudaste aunque no te lo pedí te contestaré lo que me preguntas...no puedo tomar cualquier sangre, mí padre manda la sangre adecuad…pero discutimos y no me ha mandado la sangre así que no puedo alimentarme-
- Acabas de tomar de la mía, ¿te vas a poner mal?-
-No lo sé, por eso de pedí que no la acercaras a mí, pero fue muy raro ...me supo bien-dijo Michael
Sentí como me sonrojaba y por un segundo creí ver lo mismo en él y las siguientes palabras salieron de mí boca antes de que pudiera pensar
-¿Quieres más?-le dije extendiéndole mi brazo
-¿Estas demente? ¿Cómo puedes ofrecer me tu sangre?-grito Michael
-Tu padre es el loco, no puede dejarte así, tienes que alimentarte y eres un idiota por esforzarte así sabiendo que no tienes fuerzas
-¿Esforzarme?-preguntó él
-Sí, retándome a la carrera, ¿quieres mas o no?-le pregunté acercándole el brazo más
-No, ya te puedes ir-dijo 
-Nunca cambias, me largo antes de que empecemos a discutir-
-No quiero discutir, pero sí mejor vete -
voltee a ver a Michael, pero solo le dedique una sonrisa y me fui corriendo, tenía que irme a dormir para empezar mi vida como Guardian, estaba muy nerviosa mañana iba ha ser un día muy difícil, espero que Rose llegue pronto y pueda dormir lo suficiente, no quiero que su primer día se agotador.

3 comentarios:

  1. La trama es genial! ;)
    ....Esperando el proximo cap....
    /Besos/

    ResponderEliminar
  2. Me encanto est cap
    esperaremos al prox a ver a quien le asignan a Alice

    besoss

    ResponderEliminar
  3. Aqui estoy leyendo el segundo capitulo...Sigue asi, sabes que todas te animamos eh??
    un beso

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!
POR FAVOR, No comentes spoilers.