13.3.11

Cristian- Capitulo 3

CAPITULO 3

Cuando Cassie llego a su casa sintió una extraña sensación de soledad al ver que Cristian no estaba ahí.
No es que esperara que estuviera cuando regresara. Pero le hubiera gustado mucho.
Tomo un tazón y un poco de cereal.
No podía dejar de pensar en Cristian. Ya se había acostumbrado a su presencia. A veces le hablaba y le platicaba como le había ido en el día. Era difícil que no estuviera de pronto.
Tan pronto termino. Salió a fuera a tomar un baño.
No estaba loca por salir a bañarse cuando había nieve por todos lados. Había un lugar, que había descubierto en el bosque a los pocos días de mudarse a su casa. Era una pequeña laguna. Muy pequeña. Y increíblemente el agua siempre estaba caliente. Se desnudo y se sumergió en el agua.
Era su lugar favorito.
Recargo la cabeza en la orilla y perdió la noción del tiempo.
Se durmió de pronto.
Cuando se despertó. Se levanto asustada.
No sabía qué demonios le había pasado.
Lo dedos de sus manos estaban arrugados, lo que quería decir que ya llevaba un buen rato en el agua.
Un segundo más tarde se dio cuenta del por qué se despertó.
Se escuchaban pasos.
Cassie salió rápidamente, enredándose en su toalla.
Miro para todos lados muerta de miedo.
Si corría a su casa, lo que fuera que estaba ahí se daría cuenta de su presencia.
Un sombra negra salió de entre los árboles. Su cabello era rubio u más largo que el suyo. Se veía hermoso, aunque se veía disparejo. Como si lo hubiera cortado a tijerazos. El hombre era increíblemente atractivo.
Sonrió cuando la vío.
Cassie trago saliva.
-¿Hola Linda, porque estas desnuda?- pregunto seductoramente
Cassie estaba muy nerviosa. Se apretó más la toalla a su cuerpo.
-Me gusta congelarme a aquí afuera-
Cuando estaba nerviosa decía muchas estupideces.
Más de lo normal.
-Tal vez puedes venir conmigo y te enseñare una buena razón para estar desnuda-
Algo le dijo a Cassie que aunque el tipo preguntaba, no le estaba dando opciones.
No sabía qué hacer. El tipo emanaba poder y peligro. Era como un lobo asechando.
-Muy bien-
El sujeto arqueo una ceja.
-Me sorprendes- dijo con esa vos tan ligera
Cassie tenía que hacer algo.
Dejo caer su toalla.
-Woow- siseo el sujeto
Cassie quería llorar de la vergüenza.
Cuando se agacho para volver a tomarl a toalla, tomo un puñado de tierra.
Era todo lo que tenía en mente.
Le aventó la tierra a los ojos y corrió tan rápido como pudo, apretando la toalla contra su cuerpo.
Las manos le temblaban. Y cuando se topo con una figura delante de ella empezó a patalear. Solo para ver que era Sebastián.
-¡Cass! ¿Que, demonios..?- dijo antes de darse cuenta que venía desnuda.
Después Cassie se desmayo.

Cristian no estaba muy seguro de llegar. La verdad es que no tenía por qué.
Pero solo quería ir a despedirse.
Cuando toco la puerta. Un hombre le abrió y frunció el ceño.
-¿Si?-
-¿Y Cassie?- pregunto Cristian de pronto sintiendo el más ridículo de los sentimientos.
Celos.
-Ella, no puede atenderte-
Algo iba mal. Cristian palideció.
-¿Por qué?-
-¿La conoces?-
Tenía ganas de golpear al tipo. Y pasar a la cabaña por si solo.
-Si, somos..amigos- dijo Cristian
El tipo lo miro curioso.
-Pasa-
Cuando entro, vio a su linda enfermera en su cama, sudando y temblando. Algo se movió dentro de el.
-¿Qué le paso?-
-Ahora solo tiene una fiebre muy alta-
-¿Ahora?- pregunto Cristian
-Es privado no creo que te interese-
-Me interesa- dijo Cristian resaltando cada una de las letras.
Cristian si que lo quería golpear contra la pared.
¿Qué demonios me pasa?
El no era de ese modo. ¿Por que se preocupa por una desconocida.?
-La encontré corriendo el bosque...desnuda-
Cristian palideció nuevamente.
-Sabes..que..-
-No, no sé que le paso-
Cristian miro a Cassie.
-Soy Sebastián-
Cristian se reusaba a ser amable.
-Cristian- dijo
-Oye mira no quiero dejarla sola, pero tengo algunas cosas que hacer. ¿Te puedes que dar con ella hasta que regrese?-
-No, es necesario que regreses, yo me ocupare de ella- dijo Cristian
Sebastián alzo una ceja.
-Regresare- dijo antes de salir.
Cristian se acerco a Cassie le limpio el rostro,y la acobijo.
En un intento de colocar bien su almohada ella tomo su mano.
Sintió algo que nunca jamás había sentido. Un solo toque de ella y había echo que una pequeña corriente pasara por su cuerpo.
Alejo la mano de un tirón.
¿Qué demonios me pasa?
Cristian estuvo al pendiente de ella toda la noche.
Solo la observaba. Sus pequeños labios descansaban en su lindo rostro. Su cabello tan largo que colgaba de su cama.
Toda ella era hermosa.
Y el tipo ese “Sebastian”. No regreso. Y esperaba que nunca lo hiciera.
Cassie se levanto asustada. Agitada.
Cristian corrió a su lado.
-Cristian- dijo como si no pudiera creer que el estuviera aquí.
-Si, ese soy yo-
-¿Qué paso con el sujeto?-
-¿Cuál sujeto?-
Cristian no quería creer que alguien la tocara.
Cassie empezó a sollozar.
Y Cristian se sorprendió. Nunca una mujer había llorado enfrente de el. Nunca, con el sentimiento con el que lloraba Cassie.
Nunca Lisange. Ella no lloraba por este tipo de cosas.
Aun recordaba la primera vez que se había topado con ella.
“Si me vas a matar, haz lo ya”
Ella nunca tenía miedo. Y si lo tenía, nunca lo demostraba.
Y no sabía que hacer con Cassie llorando.
No estaba en el correr a consolarla.
-Ese tipo, quería..-
-Ya, estas a salvo- dijo Cristian
Era lo único que podía decir.
-¿Podrías acostarte conmigo?- pregunto Cassie con los ojos llenos de lagrimas
Seguramente escucho mal.
-¿He?-
-Imbécil, solo quiero que duermas a mi lado, no quiero dormir sola- dijo Cassie sonriendo pero aun con lagrimas en los ojos.
Nunca nadie, le había dicho tal cosa.
Hubiera estado menos sorprendido si un agujero negro aparecía en medio de la cabaña.
-Si-i- dijo Cristian inseguro
Rodeo la cama y se sentó a un lado de Cassie.
Ella instantáneamente lo rodeo con sus brazos.
Cristian estaba inmóvil.
¿Qué debía hacer? ¿Por qué era esta mujer asi?
-Gracias-
Cristian sonrió nervioso y dijo
-De nada-
Ella no lo soltaba, estaba sujetada a el como si le fueran a dar un premio por ello. Y Cristian se sentía increíblemente estúpido, parecía una estatua.
-No te voy a morder- dijo Cassie
-Yo, no estoy tan seguro-
Cassie rio.
Y Cristian acaricio su cabello instintivamente. Y se gano que Cassie se apretara mas contra el.
Después de unos largos minutos, Cassie le dijo:
-Ese hombre no era normal, Chris-
Cristian se sorprendió ante su sobrenombre
-¿Por qué?-
-El era poderoso, como un dios, el cabello largo y rubio, vestido negro. No era humano-
La palabras quedaron suspendidas en el aire.
No humano. Rubio. Poder.
Algo asi como un Sheuts.
Vladimir.
-¿Me crees?- susurro Cassie
-Como no tienes idea- dijo Cristian
¿Podría ser el?
Habían pateado su trasero en la pelea. Maldita su suerte si había perdido casi la vida por nada.
Tenía que localizar a los otros.
Regresar a Deathly y avisar de esto.
A un así tuviera que dejar a Cassie sola.

4 comentarios:

  1. wow!! me encanta esta historia!! jaja muy buena, hay como me encantaria ser como Cassi no le da verguenza nada!!

    ResponderEliminar
  2. :O
    Puf!
    Pobre Cassie, ya pensaba que iba a pasarle algo! :S
    Tiene que volver, para que Lisange vea que él está bien, y así ella pueda estar bien con Alex ^^ xD

    Y a ver que ocurrirá con Vladimir! :)

    Publica pronto^^
    Besoos!

    PD: subí un nuevo capítulo ahora mismo xD

    ResponderEliminar
  3. que eMocionante esta estOOO!! me encanta!! ... tU muy B.I.E.N!! ya kierO q se besenn!!! *O*
    wOo ya me imaginO en rencuentrO de alexander con cristian"O" .. OMG!!

    estaran listos para acabarlo esta vez..??

    t: kierO...

    ResponderEliminar
  4. wooow esta excelente aunqe ash pobre cassie no se merecia eso pero al menso cristhian volvio para estar con ella y abrazarla ^^ y pensar en la solucion para eliminar a ese tipo tal vz vladimir :3
    Muy bueno Grexxx me encanto

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!
POR FAVOR, No comentes spoilers.